La casa de la Medalla

Desde los años 40 del pasado siglo, varias generaciones de artesanos joyeros, hacen posible que BOHOLLO se mantenga entre las casas de joyería más destacadas en Córdoba. En los años 60, JOSÉ BOHOLLO industrializa la empresa e impulsa la fabricación de la medalla como auténtico signo distintivo de la casa, convirtiéndose casi de inmediato en todo un referente en el sector. Desde ese momento somos la casa de la medalla de Córdoba, no solo con historia si no con las mejores calidades.

Origen de la creación de las medallas

Hay varios tipos de medallas pero las más comunes y con más antigüedad son las medallas religiosas. Además reciben el nombre de devoción o de piedad; se trata de piezas acuñadas con alguna figura en bajorrelieve que puede estar acompañada de una inscripción.

 La iglesia católica las considera como sacramentales aprobadas y bendecidas. Pueden representar lugares como santuarios, eventos como algunos milagros o devociones locales.

El uso de las medallas se puede encontrar desde la antigüedad, cuando se usaban amuletos a los cuales se le atribuían poderes sobrenaturales. Era defensa de males de salud o conjurar los maleficios. Entre los egipcios se usaron las representaciones de escarabajos, los griegos utilizaban pequeñas placas con formulas mágicas aderezadas con piedras raras y los romanos las ampollas y las monedas horadadas.

Durante los primero siglos, los cristianos no fueron ajenos a esta tradición , ya que la iglesia lo permitió al cristianizar esta práctica reglamentando su uso y eliminando las supersticiones paganas. Estos nuevos amuletos se transformaron en objetos piadosos como las cruces, los medallones, las monedas con efigies de santos, relicarios o placas. Los primeros cristianos comenzaron a usar medallas colgadas al cuello que pueden considerarse como auténticos prototipos de medallas.

Esta práctica en algún momento estuvo asociada con la veneración que se ke tributo al rey Luis IX también conocido como san Luis rey. Después de su muerte la gente comenzó a usar las medallas con su efigie a manera de reliquias, en razón milagroso.

La medalla, en general, se ha llegado a considerar como la «expresión del Renacimiento», ya que desde su aparición en el siglo XIV, en Italia, represento el espíritu individualista de la época al crear el retrato de personajes.

A finales del siglo XVI, desaparecen las insignias de peregrino para dar paso a unas medallas de forma oval, a las cuales se les añadió un asa de suspensión perpendicular al campo.

Más que una medalla un sentimiento

En Bohollo realizamos con cariño todo tipo de medallas para todas tus necesidades y conseguir el detalle que buscas. En todo lo realizamos de medallas tenemos experiencia y historia de la cual queremos seguir escribiendo.

Post by José Bohollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *